Existe actualmente una rama en el periodismo que se encarga de relatar cuáles son los hilos que conectan a cada individuo con el contexto en el que vive, como su sistema económico o su tipo de gobierno. A este tipo de análisis de la realidad se le conoce como “Periodismo de datos”: una disciplina en la que la habilidad para encontrar un ángulo fértil al contar historias se complementa con la gran amplitud de información digital que se encuentra disponible en línea gracias a la Ciencia de Datos.

Es la convergencia de datos recopilados a partir de disciplinas como la investigación científica, estadística, diseño o programación la que le otorga al periodismo una nueva trinchera para relatar historias: si hace veinte años los “datos” con los que trabajaba el periodismo referían solamente a los que estaban contenidos en hojas de cálculo, en los tiempos que se viven ahora prácticamente cualquier aspecto de la vida puede ser descrito con números. Lo que diferencia al periodismo tradicional con el que está basado en datos es que, el último, se vale de la automatización de los procesos de recolección y combinación de información —que parte de fuentes gubernamentales o de otras organizaciones (tanto privadas como públicas)— con aplicaciones tecnológicas especializadas que encuentran conexiones entre documentos y cantidades.

 

Asimismo, el periodismo de datos se apoya de infografías y otros materiales gráficos con información numérica para narrar eventos y situaciones noticiosas y, de esta manera, es posible que el periodista en cuestión tenga una mayor facilidad de explicarle al lector cuál es la magnitud de un evento para su realidad. Por eso el análisis de datos es una herramienta en el periodismo: puede ser la línea medular de la historia en un reportaje o puede ser solamente una de las vertientes del relato.

Lo que resulta particularmente cautivador de este tipo de periodismo es que utiliza parámetros de análisis que transforman reportes numéricos abstractos en información que puede ser comprendida por todos: le otorga sentido a una serie de pequeños puntos de información que, de no ser porque se observan con una óptica significativa para su entorno, no resultarían lo suficientemente relevantes para ser comunicados. 

Entonces, el ejercer el periodismo con Ciencia de Datos resulta de particular utilidad para la sociedad porque, gracias a la lectura analítica interseccional, ayuda a tomar decisiones financieras, legales, educativas o sanitarias basadas en información significativa que utiliza datos para transformarlos en cambios tangibles.

Fuentes