Tiene poco más de una década que comenzó a cimentarse la idea de considerar a la Ciencia de Datos como una disciplina. Lo que resulta curioso es que, desde que surgió, su crecimiento y popularidad en el mercado laboral se han disparado de manera exponencial: la demanda de especialistas en esta ciencia son tan altas que las universidades más prestigiosas del mundo están considerando, o ya han implementado, el estudio y análisis de datos como una licenciatura, incluso la Universidad Nacional Autónoma de México publicó recientemente, de manera oficial en marzo de 2019, el primer plan de estudios oficial de esta carrera. 

Se podría decir que uno de los factores más importantes que influyó, para que se acelerara el requerimiento profesional de la Ciencia de Datos, fue el crecimiento repentino de grandes volúmenes de datos, y la aparición de diferentes tipos de los mismos en las empresas de hoy en día. 

Algunas de las situaciones en las que resulta de ayuda la aplicación de metodologías para el análisis de datos son: cuando una organización o compañía almacena Petabytes de información; cuando la información más importante para una empresa es una serie de datos que va más allá de números y columnas (datos no estructurados), y, por último, cuando una de las cuestiones más importantes a resolver necesita de la correlación de distintos datos.

Con los párrafos anteriores, se puede concluir que los conocimientos que permiten a una persona ser considerada como profesional del análisis de datos, pertenecen a un sinfín de disciplinas, metodologías y posturas de estudio, lo que hace que quienes tengan una preparación más integral tengan la posibilidad de ser parte de un equipo de investigación especializada, que resuelva retos importantes de negocio a partir de una lectura estratégica de datos.

Industrias interesadas en aplicar la Ciencia de Datos

Si bien es cierto que prácticamente cualquier industria puede, y tiene la posibilidad, de usar la Ciencia de Datos de manera práctica y con la intención de optimizar la resolución de sus necesidades. De acuerdo a un estudio realizado a 1,001 perfiles de LinkedIn, el sector que se ve particularmente interesado en esta disciplina es el de la tecnología y el de las tecnologías de la información. Le siguen la producción industrial, después el sector financiero y, por último, el rubro del cuidado de la salud. 

Asimismo, la demanda de científicos de datos alrededor del mundo ha provocado que se le considere como uno de los pilares más importantes y estratégicos en la definición de productos y servicios, pues después de recopilar e interpretar los datos obtenidos, la parte más importante en la ejecución de la estrategia es idear un “plan de acción” basado en estas interpretaciones: una labor intrínsecamente compleja, la cual seguirá creciendo y fortaleciéndose de acuerdo al panorama actual de las necesidades de la población mundial. Una idea que es sustentada por Victor Barrera, fundador y Data Coach del Instituto Internacional de Ciencia de Datos, y bajo la cual se maneja el objetivo de esta organización.

Actualmente, el Instituto Internacional de Ciencia de Datos conoce la importancia de la resolución de problemas basada en datos, por eso su objetivo es que esta disciplina se encuentre al servicio de toda la sociedad para generar una gran comunidad, por lo que pone a tu disposición servicios que se enfocan en la transferencia de conocimientos para el análisis de datos: ¡Conócenos!.